Economía Circular (Segunda Parte)

Este artículo es continuación del anterior en el cual se definían las bases de la economía circular como nuevo paradigma de modelo de producción y consumo. Un modelo que superando el concepto de eficiencia busca cerrar los “círculos” en cuanto a la reutilización y reciclado de materiales se refiere al tiempo que se promueve el uso de energías renovables y limpias.

En esta segunda parte se tratarán las siguientes cuestiones, haciendo especial referencia a las medidas concretas que se plantean para Europa; el problema de las materias críticas y las nuevas oportunidades y retos que supone el nuevo modelo.

Segunda Parte:

  • El Plan de Acción de la Unión Europea para la Economía Circular.
  • El problema de las materias primas críticas en la Unión Europea.
  • La Economía Circular como un reto para el sector de la ingeniería en Europa.

 

El Plan de Acción de la Unión Europea para la Economía Circular

 La Comisión adoptó el 2 de diciembre de 2015 un paquete para impulsar la transición de Europa hacia una Economía Circular COM(2015) 614 final. A continuación se resumen los principales aspectos:

  • Financiación de más de 6.150 millones de € con cargo a Horizonte 2020 (10,6% del total) y los Fondos Estructurales (89,4%).
  • Medidas para reducir a la mitad el despilfarro de alimentos antes del año 2030.
  • Elaboración de normas de calidad para las materias primas secundarias.
  • Medidas en el plan de trabajo sobre diseño ecológico para 2015-2017.
  • Revisión del reglamento sobre abonos.
  • Estrategia para el plástico, y objetivo de reducir significativamente los desechos marinos.
  • Acciones sobre la reutilización del agua.
cc_europe_rock_cohen_free
La Unión Europea adoptó en diciembre de 2015 un paquete de medidas para impulsar la economía circular (Rock Cohen “European Flag”)

 

Adicionalmente se establece una propuesta legislativa revisada sobre residuos cuyos puntos clave son los siguientes:

  • Objetivo para el conjunto de la UE de reciclado del 65 % de los residuos municipales para el 2030.
  • Objetivo conjunto de reciclado del 75 % de los residuos de envases para el 2030.
  • Objetivo vinculante de reducción de la eliminación en vertedero a un máximo del 10 % de todos los residuos para el 2030;
  • Prohibición de destinar a vertedero los residuos recogidos por separado.
  • Promoción de instrumentos económicos para desalentar el depósito de los residuos en vertedero.
  • Simplificación y mejora de las definiciones y armonización de los métodos de cálculo de los porcentajes de reciclado.
  • Medidas para promover la reutilización y estimular la simbiosis industrial.
  • Incentivos económicos para la puesta en el mercado de productos más ecológicos y apoyo a los regímenes de recuperación y reciclado.

Cabe indicar que la aprobación de este paquete y la consiguiente propuesta legislativa fueron adoptadas con ciertas controversias derivadas de la retirada de la anterior iniciativa legislativa sobre residuos COM (2014) 397 final, la cual en algunos aspectos resultaba más ambiciosa. Dejando aparte estas vicisitudes lo más importante es que se vayan habilitando los mecanismos legales y de otros tipos que hagan posible avanzar hacia los objetivos previstos de modo que se vaya produciendo un cambio auténtico del modelo de producción y consumo.

En los siguientes enlaces del portal oficial de la Comisión Europea se puede obtener más información sobre el Plan de Acción de la UE para la Economía Circular:

El problema de las materias primas críticas en la Unión Europea

 Uno de los problemas que la implementación del modelo de economía circular ayudaría a mitigar es, en el caso de Europa, el del abastecimiento de materias primas críticas. Es decir aquellas en las que se combina una gran importancia económica con un alto riesgo en el suministro. Se trata de una cuestión en la que se unen aspectos estratégicos y medioambientales y afecta a materiales tales como el tungsteno, magnesita, grafito, antimonio, niobio, berilio, cobalto, etc. Se debe tener en cuenta que un teléfono inteligente, por poner un ejemplo, puede contener más de cincuenta tipos diferentes de metales.

Para ello la Comisión Europea introdujo en el año 2010 una metodología para identificar materias primas críticas (CRMs) que tuvo como resultado la elaboración de una lista de 14 materiales en 2011 que fue ampliada a 20 en su revisión de 2014.

Entre los materiales considerados críticos se encuentran muchos que resultan clave para el desarrollo tecnológico de la UE, incluidas las tecnologías que nos pueden ayudar a la reducción de las emisiones de CO2 y la dependencia de los combustibles fósiles, siendo irreemplazables en la fabricación de paneles solares, turbinas eólicas, vehículos eléctricos y sistemas de iluminación eficientes.

Principales productores de materias primas críticas para la Unión Europea (Fuente: Comisión Europea, 2014)
Principales productores de materias primas críticas para la Unión Europea (Fuente: Comisión Europea, 2014)

 

En el siguiente enlace se puede obtener más información sobre los trabajos llevados a cabo por la Comisión Europea en este campo.

La economía circular como un reto para el sector de la ingeniería en Europa

 Con el planteamiento hecho hasta aquí a nadie se le escapa que llevar a la práctica este modelo de la economía circular supone importantes desafíos para todos los actores implicados y en particular para los equipos de ingeniería que trabajan para la industria manufacturera de bienes de consumo; los cuales a su vez condicionarán a través del ecodiseño de sus productos las actividades de la industria de abastecimiento de materias primas y del reciclado. Así en un futuro próximo los fabricantes, a partir de políticas responsables, deberían ser capaces de aplicar e integrar correctamente metodologías ya desarrolladas como el análisis del ciclo de vida, la gestión ambiental, la promoción de la innovación responsable, el cálculo de la huella de carbono y la huella hídrica; o la valoración y control del riesgo ambiental, entre otras.

El Análisis del Ciclo de Vida de los productos debe estar dirigido a “cerrar el círculo” de los sistemas artificiales “tecnosfera”, apoyándose cuando sea preciso en los sistemas naturales”biosfera” (Fuente: Ideya)
El Análisis del Ciclo de Vida de los productos debe estar dirigido a “cerrar el círculo” de los sistemas artificiales “tecnosfera”, apoyándose cuando sea preciso en los sistemas naturales”biosfera” (Fuente: Ideya)

 

Todo ello con el apoyo de las instituciones públicas y los diferentes centros de investigación y tecnológicos existentes. El objetivo no debe ser otro que fabricar productos que exijan menores consumos de recursos y supongan un menor nivel de emisiones contaminantes a lo largo de todo su ciclo de vida al tiempo que sean duraderos y fácilmente reparables, reutilizables o reciclables.

En posteriores artículos intentaremos ir desglosando algunos de los aspectos clave para ir llevando a la práctica este modelo, el cual hoy en día se concibe como de importancia vital para el mantenimiento de los estándares de calidad de vida en Europa. Todo ello por supuesto con la necesaria implicación de los consumidores y usuarios y el resto de la sociedad.

Jesús Manuel Ruiz Martínez

Ideya

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *